MUJERES EMPRENDEDORAS Y CON ESPÍRITU “MEYCE”

Facebook se ha convertido en una plataforma maravillosa para que las Mujeres de todo el mundo se conecten, motiven y establezcan redes; durante los dos últimos años, Mujeres Emprendedoras y con Espíritu ha sido un grupo cerrado que ha reunido a más de 3,500 mujeres profesionales de Texas y de todo el mundo.

Mujeres MEYCE por el mundo

Mujeres Emprendedoras y con Espíritu

Isabel Picazo estas nominada como Mujer Emprendedora y con Espíritu 2019 para los reconocimientos virtuales 2020 de la plataforma de Mujeres Emprendedoras y con Espíritu. Queremos saber más sobre ti.

Isabel Picazo, Conociendo su espíritu emprendedor.

¿Quién es Isabel Picazo?

Agradeciendo primeramente a esta maravillosa plataforma por la nominación. Me considero básicamente una mujer soñadora, humanista y bailadora. Amante de mi familia que es mi motor. Agregando humildemente que me considero también, creativa, muy activa, rebelde con causa y amante de las artes en todas sus formas. Independiente y autodidacta en todos mis emprendimientos, con aciertos y desaciertos, pero siempre optimista para pasar a la siguiente página de oportunidades que te da la vida.

¿Qué querías ser de grande cuando eras una niña de 8 años?

Bueno, mi madre se encargo de educarme en casa hasta los 7 años y ello me inspiro profundamente a soñar con ser maestra de lo que fuera; de educadora, de baile, de pintura, de aerobics ( Jajaja ) pero muy dentro de mi siempre supe que amaba crear.

¿Qué te motivó a ser hoy una Mujer Emprendedora y con Espíritu?

Mi pasión por lo que amo.

¿Qué es lo que te hace feliz con respecto a tu negocio y proyectos?

Me hace extremadamente feliz sembrar semillas en los corazones de mis niños que he visto florecer. Bendecida por tener la oportunidad de sacar alegrías y dibujar sonrisas en todas las mujeres que han participado en mis talleres gratuitos de ‘’por amor al arte’’. Realizada y agradecida porque la vida y el amor por lo que hago me han permitido fusionar pasiones. El arte y la educación infantil. Esto todavía no acaba, sigo en el camino.

¿Cuáles hábitos crees que son importantes para una Mujer MEYCE?

Alguna vez escuché que los hábitos te salvan y en mi experiencia personal puedo decir que es verdad. Definitivamente lealtad a ti misma, a tus sueños, enfocarte, ser generoso, perseverante y nunca dejar de aprender.

¿Cómo fue tu proceso al iniciar desde cero en este mundo de emprendimiento?

El proceso ha sido difícil porque desde niña tuve muchas carencias económicas. Tuve que vencer muchos tabús. Me ha tocado construir mi camino a mi manera, me alegra ver que a lo largo de mis 53 años nada me detuvo. No niego que caí , pero me levante siempre y he seguido adelante. Mis padres han sido un gran ejemplo de amor y fortaleza. Los buenos hábitos inculcados por ellos y mi pasión por lo que hago me han salvado. Así es como he construido una estabilidad económica para ahora poder compartir con amor lo más valioso que es mi tiempo.

¿Cuál fue el primer límite que superaste en tu camino de emprendimiento?

Dos cosas… El miedo de mi padre para dejarme volar y la fibromialgia, me paralizo por un par de años pero nunca me rendí. Me documenté y aquí sigo dando la batalla.

¿Qué consejo le darías a una persona que quiere emprender pero por algún miedo no se atreve?

No es malo sentir miedo, de hecho vive en nuestro ser. Hay que aprender a caminar con el, pero que tu pasión te de el poder de dar el primer paso.

¿Qué libro nos recomiendas? y me encantaría nos compartieras tus redes sociales.

Colorín Colorado este cuento aún no se ha acabado. Odyn Dupeyron. Es un libro en mi opinión; extraordinario con una lectura muy sencilla que habla acerca de los miedos escondidos que nos paralizan.

Es un honor poder compartir esta entrevista de Mujeres MEYCE POR EL mundo con Isabel Picazo.

Alba Letycia, Autora de El Mundo de Zaphirah y Fundadora de la plataforma virtual de facebook de Mujeres Emprendedoras y con Espíritu; entre otras comunidades para motivar e inspirar a otros.

Todo lo que edifiques en la vida terminará edificandote a ti en tu vida.